Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca Puccini e la sua Lucca

Torre del Lago

Giacomo Puccini en 1891 alquiló una casa-torre en el lago Massaciuccoli: tres habitaciones sencillas en la planta alta con cocina compartida y un granero en la planta baja. Desde entonces, Torre del Lago se convierte en un momento emblemático en la vida de Puccini, refugio de inspiración de la mayoría de sus obras más famosas. Aquí es cuando Puccini comienza a relacionarse con las cosas simples, el amor por la caza, los amigos cazadores, y las borracheras con sus amigos artistas. Tras el éxito de Manon Lescaut, Puccini compra la casa-torre y se traslada a la cercana residencia del Conde Grottanelli, donde permanece hasta la finalización de Villa Puccini (primavera del 1900).
La villa tiene una estructura tradicional caracterizada por el volumen cúbico, por la composición simétrica y por una clara división de las funciones. El jardín - originalmente al lado del lago -tiene un irregular trazado por matas de flores adornadas con piedras extrañas, palmeras y setos. La casa estaba equipada con las últimas novedades, un moderno sistema de calefacción con radiadores, teléfono, y Puccini puso particular atención a los acabados. Pidió a sus amigos, los pintores Plinio Novellini y Ferruccio Pagni, de añadir adornos que se pueden admirar hoy en día. Estilos de muebles diferentes, Bugatti y Tiffany, el precioso biombo donado al maestro por el gobierno japonés y los muebles de diferentes estilos que documentan el gusto ecléctico del cliente.
En esta villa, además de terminar su Manon, Puccini también escribió La Boheme, Tosca, partes de La Fanciulla del West, la golondrina y El tríptico.
El maestro vivió en su casa del lago unos 30 años y tanto era el amor por su lago que quería ser enterrado allí, delante del espejo de agua que lo vio varias veces de caza o inmerso en su arte. Hoy es también un museo.

Galería fotográfica:

  • Puccini house in Torre del Lago
  • Casa di Puccini a Torre del Lago
  • Puccini monument in Torre del Lago